Un poco de música

Massive Attack gira Heligoland en Madrid

La música en directo es la posibilidad de emocionarse y obtener sentimientos y sensaciones directamente, sin intermediarios, porque se establece una conexión entre el grupo y el público que no es posible al escuchar un cd. Massive Attack es uno de esos grupos que consiguen conectar con su público.

Y así debe ser, porque son los reyes del Trip-Hop, y este es un estilo en el que la música debe hablar directamente con el alma (trip, en inglés significa viaje).

Downbeat hipnótico (entre 60 y 120 bpm), breakbeats (patrones rítmicos diferentes al 4/4), graves electrónicos muy profundos, voces dulces femeninas (muy “jazzies” ), rap…

Era mi primer concierto en el Palacio de Vistalegre (qué de palacio tiene poco) y cometimos el error de ir a sentarnos a las gradas, por lo que al final terminamos en la parte de arriba, en unas butacas mierderas y delante de unos gilipollas de esos que te amargan el concierto sin parar de hablar y de decir chorradas (me faltó un pelo para darme la vuelta y pegarles un bufido).

La situación de los asientos nos hizo perder gran parte de la intensidad esperada de esos ritmos y graves del grupo de Bristol.

Así que empecé el concierto con mal pie… cagüen la leche! Incómodo (en todos los sentidos). Hasta que tocaron Teardrop, una de las obras maestras del grupo de Robert del Naja y Grant Marshall que si bien no contó con la voz de su interprete original Elizabeth Fraser, y en una versión un tanto diferente (un acierto ya que nunca habría llegado a sonar como la original) en la interesante voz de Martina Topley-Bird hizo que me olvidara de todo. A continuación Angel y el viaje ya había comenzado.

Lo de Horace Andy es impresionante, con el vibrato único de su voz, el rollo reagge y también el curioso baile (por llamarle algo) que hace mientras canta transmite el feeling perfecto a sus canciones.

Deborah Miller nos llevó con intensidad a los tiempos de los primeros discos de Massive Attack (Safe from Harm, Unfinished Sympathy …)

11 músicos en el escenario, con 2 baterías acústicas y la retahíla de samplers, sintes, guitarras y bajos con el apoyo visual de una pantalla de led gigante en la que se proyectaban cifras y mensajes de compromiso con la libertad y crítica al sistema.

El momento más divertido fue Inertia Creeps, tema en el que aparecieron en el escenario todo tipo de frases en castellano como que Tiziano Ferro es gay, Sergio Dalma celebra sus 30 años de carrera o Belén Esteban no volverá con Fran…

El concierto me sirvió para ver otro lado de Heligoland, su último disco. Girl I love you (temazo!), Babel, Psyche… y la brutal interpretación de Atlas Air (ver vídeo)  han hecho que re-escuche el CD con muchas ganas y encuentre ahora matices que no había acabado de comprender.

Durante este tema, la pantalla led mostraba logotipos de grandes multinacionales en color rojo, mostrando al final el logo de BP y la leyenda “Beyond Petroleum”, como crítica al vertido realizado por esta empresa en el golfo de Méjico, catástrofe medioambiental en la que la banda está colaborando a través de la Waterkeeper Alliance y su proyecto Save our Gulf.

El concierto finalizó en todo lo alto, con la genial Karmacoma (What? Jamaica aroma!), y a pesar de “las adversidades” previamente citadas me quedé con un gustazo en el cuerpo por haber visto un gran concierto de una de las bandas que tenía en mi “must list”.

Sin ninguna duda intentaré volver a verlos más adelante, cuando se preste la ocasión y entonces buscaré un mejor lugar para viajar XD ?

NOTA: las imágenes utilizadas han sido extraídas de la web de Massive Attack o de su página en Facebook

Musiquita: Blue Perro

Blues, jazz, soul, funk… Hammond! Hammooond!!!

Blue Perro!

(Este inicio me ha quedado un poco Muchachada Nui! Nuiiiii!)

Los miembros de la banda, Luca Frasca (órgano), Coke Santos (batería), Hèctor Rojo (bajo), Nico Nieto (guitarra) y Pipo (voz y percusión), forman parte de o han colaborado con Mastretta, El Show de Dodó, Josele Santiago, Ariel Rot, Quique Gonzalez, Buddy Miles, Andy Chango, Norman Hogue, Gaby Jogeix, Los Gatos Bizcos, Coque Malla, Coti, Los 7 Doctores… Este currículum ya debería ser suficiente presentación, no?

El único disco hasta el momento de Blue Perro, con el mismo nombre, comienza con Back On The Track, una buena versión de la homónima de Jimmy McGriff y se adentra en los ritmos funky y soul  (Sandwich, Them Changes, Aint Funky Now) alternando temas un tanto oníricos (El Orco, Blue Pepper incluso In Walked Bud) que hacen un guiño a El Show de Dodó, otra banda que lidera Luca junto a Marina Sorin, de la que ya os hablaré cuando tenga un rato (gracias Eva por el regalito!!!).

Cierra Riff, un tema muy intenso y dinámico, que nos transporta a una persecución en un barrio americano de los años ’70 (vale, esto es lo que a mi me sugiere, a vosotros igual no! XD).

Tracklist:
01.- Back On The Track [*]
02.- Sandwich
03.- El Orco
04.- Them Changes [*]
05.- In Walked Bud
06.- Blue Pepper
07.- Aint Funky Now [*]
08.- Riff [*]

Blue Perro es una apuesta “fresquita” dentro del “rollo”. Viendo sus vídeos, barrunto un directo cañero, divertido y bailongo. A ver si tenemos ocasión de verlos pronto.

Si os gusta, os recomiendo escuchar James Taylor Quartet, Jimmy Mc Griff, Jack McDuff, Jimmy Smith, Dr. Lonnie Smith… o más cerquita con los Cherry Boppers, The Sweet Vandals o Speak Low

Si queréis escuchar alguna canción podéis hacerlo en su myspace y si os gusta, podéis comprar el disco aquí.

Compartir

Musiquita: William Orbit – My Oracle Lives Uptown

Hace tiempo que no os presento ningún disco bueno, así que me decido a traeros uno de los que más me ha gustado últimamente. Se trata de My Oracle Lives Uptown de William Orbit.

William Orbit es un músico y compositor británico aunque tal vez su faceta más conocida sea la de productor musical. Para que os hagáis una idea, es el responsable de temas como el Ray of Light de Madonna, Electric Storm de U2 (una de mis canciones favoritas), el disco 13 de Blur y otros de Sugababes, All Saints, Pink… Acaba de producir el cuarto disco de Katie Melua.

My Oracle Lives Uptown es su disco número 10. Fue publicado en 2009, después de 6 años de trabajo y se podría calificar como música electrónica-ambient. Sintetizadores, sonidos atmosféricos, ritmos marcados pero no machacones. Música tranquilita, profunda, atemporal. Las voces(en las canciones que tienen), todas femeninas, actúan como un instrumento más.

Tracklist:

  • Radioharp (*)
  • Purdy (*)(utilizada en una campaña de Madonna para H&M)
  • Optical Illusions (*)(el primer single, una canción que he escuchado un millón de veces!)
  • Fast Bubble Universe
  • White Night
  • Hydrajacked (*)
  • My Oracle Lives Uptown
  • Spotlight Kid
  • Neutron Star
  • Treetop Club
  • Drift So Far (*)
  • Golden Country
  • Brand New Bong
  • Little Skipper
  • Reverie of the Tapir (*)
  • City Lights Reflection

Es un disco perfecto para escuchar mientras estás haciendo otras cosas (trabajar, cenar…) aunque también se presta a una audición en profundidad, con unos buenos cascos, sentado en el sofá de casa con una luz tenue… Sólo de esta manera puedes apreciar la profundidad, la complejidad y muchos de los matices con los que Orbit dibuja.

Resulta complicado indicaros otros grupos o artistas similares, ya que normalmente tienden a hacer más pop electrónico o por el contrario a ser un poco más ácidos. No digo que no los haya, pero a mi no se me ocurre nadie. Merece la pena sumergirse en otros trabajos de William Orbit (los Strange Cargo, el Pieces in a Modern Style, o lo que ha publicado como Basomatik),ya que cada uno es muy diferente de los demás. Podéis escuchar cositas en su Myspace.

A lo largo de 2010, se supone que Orbit sacara un nuevo trabajo llamado “Pieces in a Modern Style II” como continuación al disco de 2000 en el que fusionaba música clásica, con electrónica, ambient y chillout (para que os hagáis a la idea). De este disco, salió una versión del “Adagio for Strings” de Samuel Barber que seguro que habéis escuchado un montón de veces en esta remezcla más bailonga:

Para maridar este disco, pienso en una comida un poco especial, algo diferente moderno (deconstrucción de algo, espuma de no-se-que… XD). Y para beber, una copa de vino blanco, fresquito. Un Rias Baixas!